5 COSAS.

Día del padre - regalo DIY

Me gusta la idea de tener un registro de lo que va pasando semana a semana. Quedarme con lo positivo, y también lo negativo, porque de todo se aprende. Me propongo una vez por semana, enumerar 5 cosas que resuman qué hice, qué me gustó o qué estuvo pasando por mi cabeza.

· Me pasé toda la semana pasada pensando qué podíamos regalarle a Pat para el Día del Padre. Quería que fuera algo simbólico y no tan material, algo en lo que Franz pueda participar. Se me prendió la lucecita cuando en mi feed de Pinterest apareció unos bowls de cerámica con decoraciones DIY. A Franz le copa pintar, así que me parecía la actividad ideal. Conseguí estos marcadores de Edding que vienen en un kit, una taza de cerámica y manos a la obra. Pat quedó encantado porque ahora puede tomar su café de todas las mañanas en la mejor taza.

· Este fin de semana largo me animé a salir con los dos nenes sola. Si, puede parecer una boludez, o preguntarse cómo en un mes y medio todavía no lo había hecho, pero el tema de controlar un terremoto de 2 años y medio y un recién nacido se puede complicar. Franz está en una etapa que no camina ni aunque le pagues, así que lo puse en el cochecito y a Noah en el fular que me compré hace unas semanas. Es la segunda vez que lo uso y cada vez voy más canchera, tener ¡las manos libres es impagable! Fue una salida corta y por suerte y a mi sorpresa, volvimos a casa sanos y salvos. Creo que cuando vas con buena predisposición, las cosas salen mejor de lo que uno espera.

· Como Franz cumple años en enero, se pierde de festejarlo en el jardín. Pero ayer decidimos improvisarle un festejo de falso cumple para que él también tuviera su momento. La atención no le viene nada mal porque desde que nació Noah me doy cuenta que se siente re desplazado. No quiero olvidarme nunca la cara de felicidad con la que salió ayer del jardín. Sonrisa de oreja a oreja, con el regalo que le habían hecho sus compañeritos en la mano y el uniforme manchado de torta.

· Durante el fin de semana largo vi este video de Jose en YouTube y me dejó con terribles ganas de recuperar el hábito de tener un diario y llenarlo de cosas. Me parece además algo muy terapéutico, pasar un buen rato escribiendo, y dándole linda forma a los recuerdos. La idea de tener uno (o varios) scrapbook anual donde guardar todo lo que vamos haciendo a lo largo del año, me fascina, pero por alguna razón u otra nunca lo empiezo. Puede ser una buena meta para el año que viene.

· Todavía mi rutina está lejos de ser una rutina, pero con el paso de las semanas desde que nació Noah, voy viendo la luz al final del túnel. Empiezo cada semana con más ganas de organizarme para poder hacer y cumplir, y estos últimos días empecé a ver un cambio. ¡Ojalá todos los lunes me agarren con las mismas ganas!

NOAH: 1 MES.

1mes

Noah nació el 29 de abril, a las 2:14 de la mañana.

No era novedad que yo estaba más que impaciente porque naciera, pero en ese momento me invadió un sentimiento de pánico/alivio por lo que venía. Pánico porque es una situación que no podés predecir, y alivio porque finalmente había llegado.

Fue todo muy rápido. Rompí bolsa a las 22 hs y un par de horas después ya estábamos con Noah en brazos.

Pasó poquito más de un mes desde ese día y debía su presentación. Durante las últimas semanas, los días se fueron mezclando entre sí y me dejaron poco tiempo para darme cuenta que ahora somos cuatro (cinco con Tobey). Todavía no se siente del todo real porque fueron contadas las veces que salimos todos juntos, porque con Pat tratamos de repartirnos entre Franz y Noah. Todavía le estamos agarrando la mano a esta nueva vida, pero nos vamos acomodando mientras intentamos disfrutar de lo que tenemos.

Noah se porta como todo bebé de un mes: come, duerme, llora y ama estar a upa. No se si Franz comprende bien quién es Noah o qué vino a hacer, y no tiene problema en demostrarlo, pero con el tiempo se va haciendo a la idea de que su hermanito llegó para quedarse. Se que este tiempo es súper preciado y que se va a pasar rápido, pero no puedo evitar imaginarme cómo será cuando crezca y pueda interactuar más con su hermano. Por ahora, cada uno está por su lado. Hasta que llegue ese momento, no hay nada como acurrucarse infinitas horas con un bebito.

BUMPDATE: 38 SEMANAS.

Bumpdate: 38 Semanas.Bumpdate 38 semanas. ¿Será el último? Ojalá. Significa que, al día de hoy, quedan menos de dos semanas para la fecha de parto.

Si algo aprendí en todas estas semanas, es que los embarazos pueden ser completamente distintos uno de otro, como seguramente aprenderé que no hay dos hijos iguales.

Durante la última semana pasé varios momentos donde pensé que era ‘el día’, pero terminaron siendo días donde mi actividad más productiva era encontrar alguna buena peli para ver. Llegué a ese punto donde aunque no estoy lista, estoy lista. Si, nuestro departamento podría estar más ordenado, más limpio, podría tener el freezer lleno de comidas ya preparadas, todos los cambios que quería hacer antes de que nazca el bebé podría haberlos hecho, podríamos haber pasado a Franz a una cama o haberle sacado los pañales. Pero no, no podríamos estar más ansiosos, más impacientes, más listos para conocer a este bebé.

Físicamente ya estoy inhabilitada a hacer la mayoría de las tareas más cotidianas que existen. Necesito ayuda hasta para levantarme del sillón y dormir es algo que ya no hago de corrido hace meses.

Hace algunas semanas me agarró ese miedo típico pre-parto. Me preguntaba cómo iba a salir todo, si iba a ser rápido, si iba a estar todo bien… miles de preguntas que sólo supe responder con una misma respuesta “el cuerpo es sabio”. Tengo cero conexión de esas tipo cuerpo/mente/alma, pero me acuerdo que esa frase era la que pasaba por mi cabeza cuando estaba por nacer Franz. Pero lo que está por venir todavía es una incógnita. Y aún así siento que estoy lista, que estamos listos. Mientras, esperamos a que N esté listo…

FAVORITOS DE MARZO.

FAVORITOS DE MARZO.Después de dos semanas de silencio, acá estoy de vuelta con mis favoritos de marzo. Son poquitos, pero honestos y son productos que estuve usando casi todos los días del mes.

En cuanto a maquillaje, estuve repitiendo mucho el mismo look. Muy natural y para todos los días. En los favoritos del mes pasado, conté que estaba obsesionada con la esponjita de Real Techniques (btw volví a ver las brochas y sets de esta marca en Falabella). Sigue siendo mi herramienta elegida para aplicar base, sobre todo las que tienen cobertura más fuerte como la Ultra HD Foundation de Make Up Forever en ‘118’. Esta la tengo hace bastante, y aunque generalmente es mi elegida para ocasiones donde quiero que mi piel esté perfecta, la estuve usando casi todos los días de este mes. Al aplicarla con la esponjita húmeda logro una capa bien finita y casi imperceptible que queda súper natural pero al mismo tiempo deja la piel impecable.

Últimamente siento que mi piel está algo apagada así que estuve usando dos productos para devolverle un poco de luz. Uno es el rubor Lasting Finish Soft Colour de Rimmel en ‘020 Pink Rose’, un rosa que queda bien con cualquier maquillaje y siento que me levanta mucho dándome ese look healthy que todas queremos. Para sumarle un extra, estuve usando el iluminador Shimmering Skin Perfector de Becca en ‘Pearl’. Es de mis preferidos porque al ser líquido se funde bien con la base y queda muy muy natural. Viene en este envase gigante y que me durará una eternidad, pero si están de viaje, también lo tienen en versión polvo y un compacto cremoso.

Este combo de labios que estuve usando últimamente puede parecer un disparate, pero les juro que queda bien. Hace un tiempo vi este video, donde Lisa Eldridge mezcla un labial bien fuerte con un nude. La premisa es usar ese color que sabés que te queda bien y te levanta la cara instantáneamente, y combinarlo con un nude para lograr un look más tranqui y para todos los días, pero con el mismo efecto. Y eso fue lo que estuve intentando. Mis dos elegidos son el Lip Butter de Revlon en ‘Tutti Frutti’ que es un coral bien vibrante, y el Moisture Renew de Rimmel ‘Notting Hill Nude’ que es uno de mis nudes preferidos.

Por último, y como eran poquitos, voy a incluir un favorito random: Snapchat. Todavía no me animo a postear tantos videos, pero cuando tengo un ratito me miro los de todos los que sigo. Si tienen recomendaciones o una cuenta, pásenme el usuario así los puedo seguir. El mio es: beautystandard.

BUMPDATE: 33 SEMANAS.

Bumpdate: 33 Semanas.Este debe ser el único bumpdate que estoy posteando a tiempo, pero… 33 semanas. No puedo creer que queda poco más de un mes para mi fecha (probable) de parto. Me llevó casi todo el embarazo, pero esta última semana me cayó la ficha.

En casa estuvimos con miles de cosas que se juntaron todas en este mes así que siento que tengo la cabeza en cualquier lado. Si por casualidad me llego a olvidar que estoy embarazada, no tarda en llegar ese momento en el que por ejemplo, no me puedo ni agachar a ponerme las zapatillas y me doy cuenta que es porque tengo terrible panza en el medio. Justo ayer Pat me dijo “ya llegó ese punto en el que no podés hacer nada”. Puede sonar un tanto ofensivo, pero si estuvieron embarazadas van a entender. En las últimas semanas llega ese momento en el que todo te cuesta un poquito más, pero al mismo tiempo es cuando más querés hacer. Me carcome la idea de que no tengo nada listo, que ni miré la ropa que tengo guardada de Franz, que ni acomodé lo que dije que iba a acomodar con tiempo, ni hice la famosa limpieza de ropa para hacer lugar para la de bebé N. Me convenzo con que la clave está en cómo uno se toma las cosas, y eso me deja tranquila.

Emocionalmente soy una mezcla loca de cosas. Por momentos me siento súper preparada, y por otros …no. Me pregunto cómo voy a hacer con dos hijos, cómo voy a encontrar el momento para cosas que van desde bañarme hasta sentarme a tomar un café tranquila. Pero el pensamiento más recurrente es cómo va a reaccionar Franz a todo esto. Es chiquito, pero a la vez entiende todo. Este mes empezó el jardín (capítulo aparte), y nos está llevando tiempo a todos adaptarnos a la nueva rutina. Escucho consejos y comentarios de todo tipo sobre qué deberíamos hacer o cómo explicarle la llegada de su hermanito, y la verdad que aunque me da pánico, espero ansiosa ese momento donde los dos se conozcan para decirle que está todo bien y aprender juntos a ser una familia de cinco (Tobey incluído). Obvio que nuestra vida va a quedar dada vuelta, pero ése es el punto de vivir, ¿no?

Físicamente me siento bien, pero empecé a sentir mucho antes dolores y a estar bastante incómoda en cualquier posición. Por eso tengo la idea (¿o fantasía?) de que este bebé va a llegar antes de su fecha -ruego que por decirlo en voz alta tenga que esperar hasta la semana 41-, pero se que eso es imposible de saber. Llamémosle intuición femenina/de madre. Pasa que el parto de Franz fue tan ideal, que cuando visualizo cómo puede llegar a ser este, creo que se va a dar de la misma manera. Pero si aprendí algo en estos ocho meses, es que ningún embarazo es igual, y por ende ningún parto tampoco debe serlo. Por ahora quien manda es bebé N, y todos tendremos que esperarlo.