FERIA PURO DISEÑO 2015.

PURO DISEÑO. PURO DISEÑO. PURO DISEÑO. PANAMA BAGS PURO DISEÑO. PANAMA BAGS PURO DISEÑO. PANAMA BAGS PURO DISEÑO. ANIMA CAKES PURO DISEÑO. BAUMM PURO DISEÑO-8 PURO DISEÑO-9 PURO DISEÑO-10 PURO DISEÑO-11 PURO DISEÑO. MONOBLOCK PURO DISEÑO. NUESTROS SABORES PURO DISEÑO.

Todos los años espero con ansias la Feria Puro Diseño. Me parece un buen plan para descubrir qué cosas nuevas están surgiendo, o surgieron hace tiempo y están encontrando su lugar. Me voy con la sensación de que hay un montón de creatividad, de ganas, de gente que se propone algo y hace su camino para lograrlo. Está lleno de cosas lindas, para hombres, mujeres, para chicos, accesorios y gastronomía.

Hicimos varios recorridos con Pat y Franz, y encontramos muchas cosas que nos llamaron la atención. Lo único que no me gustó para nada, fue como estaban ubicados los stands. Había lugares con mucho espacio libre, donde podías caminar y mirar todo, y otros donde los stands estaban tan pegados que apenas podías diferenciar uno del otro. Sin embargo, esta fue una de las ediciones que más disfruté.

La primera (y obligada) parada fue el stand de Panama. Esta es la marca de bolsos y accesorios estampados por serigrafía y sublimados de mi amiga Mechi. No porque haya colaborado con la gráfica del stand y algunas de las estampas de los bolsos, pero son divinos. Y era lejos el stand más lindo de todo el predio.

En el sector de gastronomía había muchísimas cosas ricas. Tuve que hacer un gran esfuerzo para no querer llevarme todos los cupcakes en Anima Cakes. Además tienen unas galletitas en frascos que son increíblemente bellas. No me sorprendió que estuviera llenísimo.

Algo que me arrepentí de no haberme llevado fue una mochilita de Baumm para Franz. Hace mil que vengo buscando una porque ya no estoy llevando más su bolso como cuando era bebé. Esta me pareció genial, el tamaño es ideal, las hacen con parapente reciclado por lo que es un producto sustentable, y además es súper colorida y divertida.

Vengo viendo Cosa Bonita hace unos años y me encanta. Cada vez tienen más productos: almohadones, monederos, bolso, bolsito, banderines, individuales, cambiadores para bebés… y todo es, obviamente, muy bonito. Trabajan con sus propias estampas y materiales naturales, y su idea es que la vida es más feliz cuando nuestro espacio es más lindo. ¿Quién puede disentir con eso?

¿Por qué no me llevé todo lo de Pinocchios para Franz? No lo se… Creo que no hubiera podido decidir por uno. Son unos muñequitos de madera (material reutilizable) muy simpáticos, vienen con o sin caracterización de distintas profesiones o temáticas. También tenían un híbrido entre peluche y almohadón que son un amor.

Para los que les va la onda de productos de belleza naturales, está Samkhya con sus jabones vegetales que no les explico lo rico que huelen. También vi de lejos el stand de Míes, pero estaba tannnn lleno de gente que no pude ni acercarme.

Todos sabemos que Monoblock tiene cosas lindísimas. Desde sus agendas y cuadernos, hasta tazas, y objetos de deco, todo tiene su toque particular. Ayer justo estaba Nicolás Artusi presentando Nuevas Notas de Café, que ya entró a la wishlist de Pat que es un obse del café.

Obvio, tanto caminar y mirar da hambre así que activamos con unas batatas fritas de Nuestros Sabores. Aprobadísimas por los tres, y en mi opinión, superiores a las papas.

Eso es todo! Recomiendo una visita, hasta el domingo de 14-22h está abierto.

COFFEE DATE.

CASUAL OUTFIT: COFFEE DATE. CASUAL OUTFIT: COFFEE DATE. COUPLE COFFEE DATE-4 STARBUCKS CASUAL OUTFIT: COFFEE DATE. CASUAL OUTFIT: COFFEE DATE. SUPERGACamisa de Zara, falda de HM, zapatillas Superga, labial All Day Matte de Extreme en ‘Raspberry’ + Balm Stain de Revlon en ‘Smitten’

Cuando sos tu propio jefe todo puede volverse muy borroso y de repente toda tu vida es un mix de cuestiones personales y laborales. Y si trabajás con tu pareja, ni te digo. Nada que un poco de aire no pueda resolver, en nuestro caso, una coffee date.

Hace varios años que trabajo con Pat, y puedo decir que tenemos una dinámica de trabajo increíble. Nos llevó peleas, tiempo y mucha paciencia, pero cada uno sabe cuál es su lugar. Es difícil marcar dónde termina el trabajo y dónde empieza todo lo demás, pero cambiar de ámbito generalmente hace que las ideas fluyan y todo sea más ameno (léase: menos gritos).

Pero muchas veces las que deberían ser reuniones laborales terminan siendo simplemente un momento para disfrutar del otro. Para hablar de cualquier pavada, sin preocuparnos si Franz está queriéndose bajar del cochecito o Tobey tratando de treparse a la mesa.

LISTA EN 10.

QUICK MAKE UP. LISTA EN 10-2

Aunque Pat vaya a contradecirme, puedo estar lista en 10 minutos. Ojo, no por elección. A veces puedo tener un pésimo manejo del tiempo, de repente miro el reloj y la idea de tomarme mi tiempo, elegir qué me voy a poner o cómo me voy a maquillar quedó lejísimos.

Para estas situaciones tengo una rutina que me toma poco tiempo y hace que pueda salir luciendo como una persona normal. Ahora que tengo a Franz, la tengo más que aceitada porque ser madre te consume, entre muchas cosas, tiempo. También suele ser mi comodín de fin de semana porque es un look muy fresco y natural.

Para mi, la clave está en usar pocos productos, y en saber elegir cuáles son los correctos para hacer que el proceso sea mucho más rápido. Que sean multiuso, que pueda aplicarlos fácilmente y que duren todo el día. La idea es terminar con

Para la base elijo algo ligero y fácil de aplicar. Dependiendo cómo tengo la piel, si busco algo más humectante, la DiorSkin Nude BB Creme de Dior es una de mis favoritas. Es ultra liviana y luce muy natural dejando un acabado satinado. Si siento que mi piel está más oleosa y necesito algo matificante, la Stay Matte de Rimmel es una buena opción. Es un poco más densa pero cumple con lo que promete. Si tengo que ganar tiempo el Fit Me de Maybelline es un buen corrector porque puedo usarlo en ojeras y en zonas donde necesito más cobertura o si tengo algún granito o imperfección que camuflar.

Si hay un producto con el que puedo hacer diferencia en segundos, es con el rubor. Elijo un color bien vibrante porque se que me transforma instantáneamente, como este de MAC en ‘Florida’, que es una edición limitada pero hay uno de Revlon en ‘Flushed’ que es muy similar. Como es en crema puedo aplicarlo con los dedos o con una brocha (mi preferida es la Stippling brush de Real Techniques) y al ser tan pigmentado no necesito usar mucha cantidad.

Para los ojos sólo busco definirlos y para eso no hay nada mejor que una buena máscara de pestañas que abra bien la mirada. Personalmente prefiero una a prueba de agua como la Miss Manga de L’Oreal (voy por mi segunda) porque el color es bien intenso y mantiene las pestañas arqueadas todo el día sin correrse. Aunque tenga poco tiempo, no me olvido ni loca de las cejas. El gel con color Browdrama de Maybelline en ‘Dark Brown’ que traje de afuera las define, rellena y las mantiene en su lugar en un solo paso. No es lo mismo que usar un lápiz o sombra, pero como una opción rápida para dar un toque de definición, es ideal.

Los labios se solucionan con cualquier bálsamo con color, gloss, o algo que pueda aplicar rápido y sin necesidad de usar un espejo. Pero últimamente estuve usando un poco del mismo rubor en crema y aplicándolo con toquecitos para terminar de unir todo el look. Lo termino con el #1 Lip Balm de Kiehl’s, que es incoloro y darle un toque de brillo.

ROJOS.

RED LIPSTICK.MAC RUSSIAN REDMAC ‘Russian Red’

NARS CRUELLA VELVET MATTE LIP PENCILNARS Velvet Matte Lip Pencil ‘Cruella’

L'OREAL MON JULES 430L’Oreal Color Riche Matte ‘Mon Jules 430′

RIMMEL KATE MOSS 107Rimmel Lasting Finish by Kate Matte ‘107’

Después de la primer parte de mis elegidos para los labios donde hablé de los nudes, acá vuelvo con la segunda parte: los rojos.

Este color es el color que no puede faltar en ningún cajón de maquillaje. Aunque sea uno, es innecesario hoardear miles que son muy similares “iguales pero distintos”. Creo que se puede aplicar a toda ocasión, ya sea cuando estás súper arreglada o con un jean y zapatillas, y tiene el poder de levantar cualquier mal humor, porque te transforma instantáneamente.

Los que elegí tiran para el lado del un rojo más oscuro, son los que estuve usando últimamente aprovechando el clima otoñal que tenemos y estoy ob-se-sio-na-da.

MAC Matte en ‘Russian Red’. Ahhh…Russian Red. Este es el primer labial de MAC que compré. Bueno, no exactamente este (ya lo re-compré), pero el primer labial de MAC que tuve. Aunque Ruby Woo es EL rojo por excelencia, a mi siempre me gustó más este porque es un toque más oscuro y no tan vibrante. ¿Qué les puedo decir de los labiales de MAC? Es excelente, dura horas y horas, pero como es realmente matte ¡hay que tener los labios en muy buenas condiciones!

NARS Velvet Matte Lip Pencil en ‘Cruella’. Le hace honor a su nombre porque la fórmula es aterciopelada y muy cremosa. Duran un montón sin retocar y el color es bien intenso, un rojo bordeaux que está bueno para subir un escalón del rojo convencional. El formato es ideal porque al ser un lápiz es muy fácil de aplicar.

L’Oreal Color Riche Matte en ‘Mon Jules – 430′. Dice matte pero no es tan así, con lo que no tengo ningún problema porque sólo deja un acabado satinado. El color es un rojo berry increíble, no tan oscuro como el de Rimmel, así que puede ser una opción si no se animan a ir all-out en un bordeaux con toda la furia. Los labiales de esta línea son bastante humectantes así que se lleva muy cómodo en los labios (¡ideal para el invierno donde todos los labios sufren!).

Rimmel Lasting Finish by Kate Matte en ‘107’. Este tono para mi es sinónimo de otoño. Es un berry bien profundo y con algo de violeta pero totalmente usable a cualquier hora y ocasión. Es muy opaco y pigmentado por lo que con una pasada queda perfecto. La consistencia es bastante cremosa y humectante, y el acabado tampoco es matte matte sino satinado.

UNIFORME DE OTOÑO.

UNIFORME DE OTOÑO. UNIFORME DE OTOÑO. UNIFORME DE OTOÑO. UNIFORME DE OTOÑO. UNIFORME DE OTOÑO.

La semana pasada aproveché con todo este clima increíble que trajo el otoño y estrené tres cosas que me compré en mi último viaje que dieron forma a mi “uniforme de otoño”. Si bien ya estaba a la venta todo lo de primavera, logré encontrar algunas prendas más abrigadas. No se si estoy más selectiva o los precios locales me asustaron tanto que pienso diez veces antes de comprar algo. Buscaba ítems que supiera que iba a usar, ítems que me duren más de una temporada, en vez de comprar cualquier cosa porque fuera barato.

Me gusta pensar que toda la idea del ‘Capsule Wardrobe‘ juega un papel importante en mi cabeza a la hora de agregar algo nuevo a mi placard. En mi mente había delineado más o menos cómo iba a ser el de este otoño y qué prendas tendría, así que iba en búsqueda de las que me faltaban o tenía que reponer.

No es sorpresa que vivo en jeans. El corte que busco es siempre el mismo: chupín y tiro alto. Chupín porque me resulta muy cómodo y me gusta cómo queda (odio cuando se empiezan a estirar en las rodillas), y tiro alto porque me parece mil veces más halagador a cualquier figura. Mis favoritos son los Jamie de Topshop pero (en mi experiencia) el talle varía según el color y lavado, y como no tenía uno cerca decidí encontrar un par que pudiera probarme primero. Fue así que di con este par en el outlet de Gap. El color es un azul súper oscuro, no tienen la elasticidad que quisiera pero igual son comodísimos y después de algunos usos siguen con su forma intacta.

Los sweaters son otro ítem que estaba al tope de mi lista. Tengo varios, pero vieron que los sweaters si no los cuidás bien al tiempo se empiezan a poner tristes. Esa lección la aprendí hace poco así que varios de los míos dejaron de sonreír hace tiempo. No se si es la edad pero entrar a HM o Forever21 me marea un toque, hay tanto para ver que termino saliendo sin querer nada. Pero en una de mis recorridas vi este sweater y me enamoré del color y su textura súper chunky. Es medio corto, que me encanta, porque va perfecto con los tiro alto.

Y si había algo que pedía cambio en mi placard eran mis amadas botitas de Ay Not Dead que usé hasta dejarlas hechas pelota pero me niego a tirar o regalar “por las dudas”. Me costó pero en unos de los últimos días encontré estas en a menos de USD$20. Demás está decir que me arrepentí de no comprarlas también en negro #firstworldproblems.