VIAJAR CON UN BEBÉ.

viajar con un bebe en avionviajar con un bebe en avionviajar con un bebe en avionViajar en avión puede ser una situación traumática para muchos. Sumale a eso viajar con un bebé de 1 año y la experiencia puede volverse muy caótica.

Algunos días antes del vuelo, hice lo que todo nuevo padre ante una situación de duda: googleé. Leí artículos, y posts, vi videos, hice click en todo lo que hablara sobre ‘cómo viajar en avión con un bebé’. Pero por más que leyera y escuchara consejos, nada me iba a asegurar que mi experiencia iba a ser como la imaginaba. Como yo estuve interesada en leer sobre experiencias ajenas, me pareció que estaría bueno compartir la mía, para aquellos que estén por viajar con un niño.

El vuelo de ida salía a las 23hs. Había dos potenciales situaciones: 1) que durmiera plácidamente todo el viaje, 2) que estuviera totalmente pasado y no dejara dormir a nadie. Me inclinaba por la primera, temía por la segunda. Llegamos al aeropuerto y a eso de las 21.30hs ya estábamos recorriendo el free-shop. Lo dejé caminar, recorrer, mirar, subir, bajar, tirarse e intentar correr por donde quisiera. En otras palabras, cansarlo para que al subir al avión esté listo para dormir. La hora/hora y media más difícil fue desde el despegue hasta que terminó la comida. Franz no se quería quedar quieto (al ser menor de 2 años, viajaba encima mío). Quería tocar todo, abrir y cerrar la ventanilla, comer la comida del señor de al lado, tocarle el brazo, molestarlo y dar un tour por la cocina. Pero después de eso… se durmió y no abrió los ojos hasta que se llevaron el desayuno. La gloria.

Ese día y los siguientes durmió bastante más de lo común, y aunque sólo había 2hs de diferencia con Buenos Aires, le llevó algunos días retomar el ritmo. Pero no me podía quejar.

Ahora, el vuelo de vuelta fue otra historia. Viajamos de día, y creo que ahí estuvo la causa de por qué fue totalmente distinto. Nos despertamos a las 5 de la mañana, y por cuestiones de tiempo y esperas, llegamos justo para subir al avión. Franz súper fastidioso, con sueño, y cansado de estar sentado en el cochecito. Por suerte, se durmió durante el despegue, pero a la media hora se despertó y no paró un segundo. Es muy difícil mantener quieto a un chico que recién aprende a caminar, que quiere andar por todos lados, tocar todo, y que encima no entiende por qué no puede hacerlo. Sentía que se me agotaban las ideas de cómo entretenerlo y cada vez que lo quería dormir pegaba unos gritos imparables. Todos los méritos se los llevó mi papá (sentado en la otra punta del avión), que después del almuerzo lo durmió y lo mantuvo dormido durante 2hs. Cuando se despertó sólo quedaba 1 hora y media de viaje, lo peor ya había pasado.

Cada chico es distinto y las circunstancias pueden hacer que todo sea un éxito o un desastre. Yo estaba segura de que durante el vuelo de noche Franz iba a dormir, pero también estaba la posibilidad de que no lo hiciera. Viajar sola es una experiencia distinta, pero si hubiera estado con Pat durante el vuelo de vuelta, hubiera sido muy fácil que termináramos discutiendo por cualquier cosa cuando la situación se puso estresante. Creo que la clave está en ser ordenados, tener paciencia y también algo de suerte.

En resumen, esto fue lo que nos funcionó a Franz y a mi en nuestro primer viaje:

  • Si pueden, viajar en horarios donde saben que el bebé va dormir. Para mi fueron dos experiencias opuestas y si volviera a viajar, sin dudas elegiría hacerlo de noche.
  • Es difícil no querer llevar TODO en el bolso de mano porque nunca sabés lo que vas a necesitar cuando tenés un bebé, pero en mi caso, tuve que acotarme porque viajaba sola: un cambio de ropa, pañales, algunos juguetes, snacks/comida (dependiendo del horario), leche y mamaderas, una mantita y documentos. Éste es el bolso que llevé y además de que entró todo perfecto, estaba todo a la vista para cuando lo necesitaba.
  • En el aeropuerto, dejarlo libre y distraerse con todo lo que tenga a su alcance. La idea es que duerma durante el vuelo, así que cuanto más actividad haga, mejor.
  • ¿Vieron que los que tienen bebés y niños pueden abordar primero? Bueno, yo esperé hasta último momento. Ibamos a tener que estar 8+hs sentados, lo que es más que suficiente. Por prioridad te dan los asientos de la primer fila, y si entrás con un bebé, nadie va a intentar ocuparte espacio, así que no veía el punto en apurarme para subir.
  • Si hay un momento donde romper todas las reglas, es este. TODO lo que pueda servir de entretenimiento será bienvenido, iPad/tablet, celular, juegos, videos, películas, golosinas, todo.
  • Y por último, ¡intentar relajarse! En el peor de los casos será una anécdota más para agregar a las vacaciones.

MAKE UP DEL MES: MARZO.

MAKE UP DEL MES MARZO-1 MAKE UP DEL MES MARZO-2

Lo que me gusta de compartir cómo va cambiando mi rutina de make up mes a mes, es que me ayuda a redescubrir productos que quedan en el fondo de algún cajón o probar nuevos. Es una forma de obligarme a variar las cosas y experimentar con el maquillaje. Estos son los productos que estuve usando durante las últimas semanas.

El sol de las vacaciones (siempre con SPF) me sigue ayudando a camuflar imperfecciones, así que como base estuve eligiendo Face and Body de MAC (C3). Está buenísima si quieren una base ligera y que se banque todo el día, porque se puede aplicar hasta conseguir la cobertura deseada siempre con un acabado natural, y como también puede ser usada en el cuerpo, es intransferible.

Otro de mis elegidos para realzar el bronceado, es el bronzer Terracota de Guerlain (02). Súper cálido y con algo de shimmer muy sutil que casi es imperceptible una vez aplicado. El rubor que estuve usando desde que lo compré es Sin de NARS, después de años de estar en mi wishlist, finalmente es mío. El color es muy parecido al Orgasm pero en morado y más frío. Estoy obsesionada.

Para los ojos ya saben que no hago nada loco, sólo algo de definición con delineador líquido. Hace un tiempo estoy usando el Super Liner de L’Oreal con buenos resultados. Es bien opaco y dura todo el día sin moverse. Otro producto de L’Oreal que sigue intacto en mi rutina es la máscara de pestañas Miss Manga en su versión waterproof.

Para los labios estrené algo que compré durante mi viaje: el Color Elixir de Maybelline (Celestial Coral), una mezcla entre rosa y coral súper natural. La mezcla perfecta entre color, hidratación y gloss. Espero que este producto llegue pronto porque me quedé con ganas de traerme más colores.

SUMMER BREAK.

SUMMER BREAK-2SUMMER BREAK-1¡Volvimos! Nos hicimos una escapada que duró mucho menos que el silencio en el blog, pero finalmente estamos de vuelta.

El domingo pasado llegamos de unas mini-vacaciones que me tomé con Franz. Si, sus primeras vacaciones no fueron con la familia completa, pero no por eso la pasamos mal. Aprovechamos el sol, playa, horas y horas de tiempo libre y la energía infinita que tiene mi hijo.

Fue una experiencia totalmente distinta. Fue mi primer viaje como mamá, con un nene de 1 año, sola (sin Pat, pero si con la ayuda de mis padres), y no estaba segura de dónde tenían que caer mis expectativas. Ahora que estamos de vuelta, puedo decir que el balance fue obviamente positivo. Difícil por momentos, en los que agradezco infinitamente la ayuda y paciencia de los abuelos, y otros muy divertidos, viendo cómo la personalidad de Franz cambia día a día haciendo siempre de las suyas.

Esta vez la vuelta me produjo más felicidad que tristeza. Los dos estábamos ansiosos por volver a Pat, a Tobey y a casa, a nuestras cosas. Bienvenido marzo.

MAKE UP DEL MES: ENERO.

MAKE UP DEL MES: ENERO. MAKE UP DEL MES: ENERO. MAKE UP DEL MES: ENERO.

Cuando empieza a hacer tanto calor, mi rutina de maquillaje se reduce a sólo un par de productos porque lo último que quiero sentir es miles de productos apilados en mi cara. Elijo productos en crema y más ligeros porque funcionan mejor con mi piel.

Como base estuve usando la Hydreane BB Creme de La Roche Posay (‘Claro’). Es súper ligera y me da la humectación que necesito sin ser grasosa ni brillosa. La cobertura es muy muy sutil y aunque el color tira al rosa (y mi piel al amarillo) se ve muy natural. Para imperfecciones y alguna zona que necesite más cobertura usé el corrector Fit Me de Maybelline (‘Light’), de mis preferidos porque cubre muy bien sin quedar pastoso.

Esta es la época cuando le doy más uso a mis rubores en crema. Hablé de los de NYX (‘Glow’) en el post sobre compras de make up en el exterior porque es una de mis fórmulas favoritas. Es bien cremoso pero una vez que se aplica, dura bastante, también ideal para este clima. Otro producto que encontré perdido y con el que me volví a enamorar es el Cream Colour Base de MAC (‘Hush’), ideal para iluminar. Lo aplico con los dedos justo arriba del rubor y en el lagrimal. Para terminar, uso el Mineralize Skinfinish Natural de MAC (‘Light Plus’) para fijar todo y además para un toque extra de cobertura.

En los ojos, nada loco. Sólo el delineador ScandalEyes de Rimmel (‘Taupe’) bien pegado a la línea de las pestañas, y también abajo. Y una máscara de pestañas que se volvió de mis favoritas para dar volumen, la ScandalEyes Lycra Flex de Rimmel.

Estaba súper intrigada con este híbrido entre labial/gloss/stain de L’Oreal, y desde que tengo el tono ‘Rose Melody’ en la cartera, es lo único que estuve usando últimamente. El color es muy natural y la fórmula es genial. Tiene el brillo de un gloss, el color de un labial y la humectación de un bálsamo.

AQUÍ + ALLÁ.

AQUIALLA2-1

AQUIALLA2-2 AQUIALLA2-3 AQUIALLA2-4 AQUIALLA2-5 AQUIALLA2-6 AQUIALLA2-7

Aquí + allá #2.

1. En el día de su cumpleaños.

2. Negocios y placer.

3. Frutillas con crema.

4. Desayuno para uno.

5. Proyecto Capsule wardrobe en proceso.

6. Todo el día, todos los días ahí adentro.

7. Treats de mediodía.