FAVORITOS DE JUNIO.

favoritos-juniopngDefinitivamente hay una temática en los favoritos del mes pasado: hidratación. El clima frío arrancó y mi piel lo empezó a sentir el cambio. Una de mis aliadas para combatir la piel seca que te deja el cambio de clima y la calefacción, es la Mascarilla calmante hidratante de Avene. La descubrí hace unos años cuando empecé a usarla durante viajes largos en avión, que tienen ese aire encerrado que te mata la piel. Una vez que te la aplicás podés dejarla actuar el tiempo que quieras, por lo que es ideal para usarla a la noche, que fue lo que estuve haciendo una o dos veces por semana. Te levantás con la cara radiante, la piel se siente suave e hidratada.

Siempre estoy en la búsqueda de ‘la’ crema de manos que tenga ese balance perfecto entre humectación y rápida absorción. Vengo usando hace unos meses la de VZ en su versión Olive y me encanta. Entré al local y pedí la crema de manos más hidratante que tuvieran, y me recomendaron esta. El olor que tiene es suave y para nada invasivo. Y lo mejor, deja las manos súper suaves sin sentirse grasosas.

Hace un tiempo compartí mi rutina desmaquillante acá, pero tengo que admitir que a veces me agarra la vagancia y no tengo ni ganas de sacarme el maquillaje. Para esos momentos tengo siempre las Toallitas desmaquillantes para piel sensible de Neutrogena. Probé todas las toallitas desmaquillantes y estas son sin duda, mis favoritas (junto con las que vienen en envase lila, de la misma marca). Primero porque que son gruesas y muy suaves, no sentís que tenés que usar miles para retirar todo el maquillaje ni que te dejan la piel colorada de tanto resfregar. Son también muy húmedas, vienen con bastante producto por lo que no son secas como muchas otras que he usado. Y por último, cumplen con su propósito que es dejarte la cara limpia. Para mi, son una salvación.

Dos productos que ya aparecieron en mi post de ‘6 Productos’ de la semana pasada, son la BB Cream de Maybelline y la Máscara Lash Love de Mary Kay. Ambos son súper favoritos que estuve usando casi todos los días que usé maquillaje. Pero como ya hablé en detalle de por qué los elijo en ese post, no me voy a extender mucho más acá. Por último, redescubrí el Rouge Coco Shine de Chanel en ‘Boy’ que tenía perdido entre mi cajón de labiales. Me gusta para todos los días, sobre todo en esta época del año, porque es un nude muy parecido a mi color natural de labios pero un toque más oscuro y violacio.

5 COSAS.

sem5cosas· Esta semana Noah cumplió 2 meses. Es una locura lo rápido que pasa el tiempo, pero en el último post cuento un poco más de cómo nos estuvo yendo.

· El sábado pasado me dieron unas ganas terribles de comer algo dulce. Desempolvé esta receta de galletitas para hacer con Franz, pero como no tenía chips de chocolate los reemplacé con confites (tipo M&M o Rockelts) y quedaron increíbles. ¿La mejor parte? Franz me hizo de Juanito y prestó atención a todo lo que hacía. Ahora cada vez que me ve en la cocina, acerca un banquito y se sube para participar.

· El mejor momento de esta semana tiene que haber sido cuando Franz se acercó a Noah, le hizo un cariñito en la panza y le dio un beso. Le llevó dos meses, y aunque sea muy de a poco, le va tomando cariño a esto de tener un hermanito.

· Cumpliendo con mis ganas de estar más organizada, me estuve tomando un ratito para priorizar tareas diarias y semanales, anotar ideas para Capital, para el blog, y todo lo que se me iba ocurriendo en este cuaderno. Algo tan simple como bajar todo lo que tengo dando vueltas por la cabeza al papel me hace ser mucho más productiva. Al final del día siento que me rindió mucho más y me da más ganas para enfrentar el próximo.

· Hace tiempo que tengo ganas de un cambio en el pelo. Como estaba embarazada, lo dejé pasar y creo que todavía me falta un empujón para terminar de decidirme. Por ahora, estoy indecisa y stalkeo Pinterest buscando inspiración, pero por ahora va ganando la idea de hacerme algo como esto o esto.

NOAH: 2 MESES.

Noah: 2 month baby update.

¡Noah cumplió ayer dos meses! Es increíble la diferencia que tan poco tiempo puede significar en la vida de un bebé tan chiquito. Está mucho más despierto, te sigue con la mirada y hasta se ríe. Si me vienen con que no son sonrisas sino reflejos, no los voy a escuchar porque prefiero mil veces creer que cuando me ve y escucha hablarle con voz de mamá, se le escapa una sonrisa.

Todos me preguntan cómo se porta. A lo que yo respondo, ‘se porta como un bebé’. Pero también soy creyente de que las cosas resultan como te las tomás. Ser mamá por segunda vez no es lo mismo que ser mamá primeriza. Aunque con Franz no fui muy rompe, me encuentro mucho más relajada, menos pendiente de los horarios y rutinas. ¡Y eso que amo las rutinas! Tener a Franz dando vueltas por la casa, con horarios completamente distintos a los de un bebé recién nacido influye mucho. Todavía estamos adaptándonos a las necesidades de ambos, pero por suerte tener a Pat en casa es toda una salvación.

Dicho eso, Noah de a poco va entrando en su propia rutina que me da cierta libertad para organizarme. Eso está buenísimo porque, por más que me haga la desprendida, me gusta saber qué viene o entre qué horas deberíamos hacer tal cosa. También aprovecho esta edad para salir y hacer cosas con él porque es tan bebé que se la banca re bien en el cochecito, y generalmente va dormido. Durante el día, come, está despierto mirando absolutamente todo, y duerme algunas siestas. A la noche nos está costando que se duerma, pero una vez que cae tira unas buenas horas y se despierta dos veces para comer y se vuelve a dormir. Así que no nos podemos quejar.

Cuando me enteré que estaba embarazada por segunda vez, me preguntaba cómo iba a hacer para dividirme entre los dos, o si iba a poder quererlo como al primero. Si, me pregunté eso también. La única respuesta que necesité fue esa sensación de alivio y de ‘está todo bien’ que vino cuando me lo acosté en el pecho por primera vez. Es inexplicable cómo alguien tan chiquito, desconocido y conocido a la vez, puede generarte el sentimiento de amor más extremo que existe. Y ese sentimiento se repite de la misma manera con cada hijo. Y aunque la mayor parte de las veces todavía no lo tengo resuelto, tanto Franz y yo estamos aprendiendo que todo, todo el tiempo, no se puede. Que por priorizar necesidades, no significa que uno importa más que el otro. Cuesta, pero con los meses nos vamos entendiendo.

6 PRODUCTOS.

6 PRODUCT FACE.

Ser mamá de 2 me deja con huecos acá y allá para hacer lo que tengo (y a veces quiero) hacer. No soy de maquillarme religiosamente todos los días, pero hay algunos en los que lo necesito. Quiero verme semi-normal cuando me cruzo por el espejo y quiero sentirme más yo. Aún así, cuando se trata de algo diario, no me gusta estar media hora o usar miles de productos, por lo que me armé un grupito de 6 productos que últimamente se convirtieron en mis aliados para lograr un look fresco, natural en pocos minutos.

Empiezo con la BB cream de Maybelline que además de ser ligera es bien humectante. Ayuda a emparejar el tono de la piel dejándola fresca y cómoda. En estos días si hay algo que necesito es corrector porque las ojeras que tengo son importantes. El Match Perfection de Rimmel lo nombré miles de veces porque es uno de mis favoritos. No sólo  corrige sino que también ilumina y se queda donde lo apliques todo el día. Para devolverle la vida a mi cara de zoombie, uso el rubor mineralizado de MAC en ‘Warm Soul’ que es un rosa amarronado con un toque iridiscente que me ahorra aplicar iluminador porque tiene un acabado satinado con destellos dorados.

Si hay dos pasos que no me puedo saltear, son cejas y pestañas. Increíble como a las cejas no se le da tanta bola, porque son el marco de la cara y puede cambiarla completamente. Me gusta un look con cejas naturales pero definidas, y el producto al que le soy fiel hace años es al delineador Professional Eyebrown Pencil de Rimmel en ‘Black Brown’. Como máscara de pestañas no puedo dejar de usar la Lash Love de MaryKay. Si les gustan que las pestañas sean protagonistas y estén bien marcadas y con mucho volumen, tienen que probar esta máscara. Tiene una consistencia más pastosa que líquida, así que mantiene las pestañas arqueadas y a pesar de que no es a prueba de agua, permanece intacta.

Por último, y para mantener los labios hidratados todo el día, uso un bálsamo con o sin color que sea fácil de llevar y re aplicar. El #1 Lip Balm de Kiehl’s es incoloro y uno de mis favoritos.

5 COSAS.

Día del padre - regalo DIY

Me gusta la idea de tener un registro de lo que va pasando semana a semana. Quedarme con lo positivo, y también lo negativo, porque de todo se aprende. Me propongo una vez por semana, enumerar 5 cosas que resuman qué hice, qué me gustó o qué estuvo pasando por mi cabeza.

· Me pasé toda la semana pasada pensando qué podíamos regalarle a Pat para el Día del Padre. Quería que fuera algo simbólico y no tan material, algo en lo que Franz pueda participar. Se me prendió la lucecita cuando en mi feed de Pinterest apareció unos bowls de cerámica con decoraciones DIY. A Franz le copa pintar, así que me parecía la actividad ideal. Conseguí estos marcadores de Edding que vienen en un kit, una taza de cerámica y manos a la obra. Pat quedó encantado porque ahora puede tomar su café de todas las mañanas en la mejor taza.

· Este fin de semana largo me animé a salir con los dos nenes sola. Si, puede parecer una boludez, o preguntarse cómo en un mes y medio todavía no lo había hecho, pero el tema de controlar un terremoto de 2 años y medio y un recién nacido se puede complicar. Franz está en una etapa que no camina ni aunque le pagues, así que lo puse en el cochecito y a Noah en el fular que me compré hace unas semanas. Es la segunda vez que lo uso y cada vez voy más canchera, tener ¡las manos libres es impagable! Fue una salida corta y por suerte y a mi sorpresa, volvimos a casa sanos y salvos. Creo que cuando vas con buena predisposición, las cosas salen mejor de lo que uno espera.

· Como Franz cumple años en enero, se pierde de festejarlo en el jardín. Pero ayer decidimos improvisarle un festejo de falso cumple para que él también tuviera su momento. La atención no le viene nada mal porque desde que nació Noah me doy cuenta que se siente re desplazado. No quiero olvidarme nunca la cara de felicidad con la que salió ayer del jardín. Sonrisa de oreja a oreja, con el regalo que le habían hecho sus compañeritos en la mano y el uniforme manchado de torta.

· Durante el fin de semana largo vi este video de Jose en YouTube y me dejó con terribles ganas de recuperar el hábito de tener un diario y llenarlo de cosas. Me parece además algo muy terapéutico, pasar un buen rato escribiendo, y dándole linda forma a los recuerdos. La idea de tener uno (o varios) scrapbook anual donde guardar todo lo que vamos haciendo a lo largo del año, me fascina, pero por alguna razón u otra nunca lo empiezo. Puede ser una buena meta para el año que viene.

· Todavía mi rutina está lejos de ser una rutina, pero con el paso de las semanas desde que nació Noah, voy viendo la luz al final del túnel. Empiezo cada semana con más ganas de organizarme para poder hacer y cumplir, y estos últimos días empecé a ver un cambio. ¡Ojalá todos los lunes me agarren con las mismas ganas!