FAVORITOS DE AGOSTO.

FAVORITOS DE AGOSTO.Como conté en el make up del mes, no estuve usando mucho maquillaje últimamente, así que en los favoritos de agosto van a ver que sobresalen productos para la piel. Me dediqué a cuidarla un poco más porque los cambios hormonales se empezaron a manifestar y mi piel ya lo está pagando.

Uno de mis viejos favoritos que volví a usar, es el Clarisonic Mia. Lo tengo hace algunos años y pasé por períodos donde lo usaba todos los días, a día por medio, a algunas veces por semana, y luego meses donde ni lo toqué. Por si no lo conocen, es un aparatito que sirve para limpiar profundamente la piel con un cepillo (hay de todas las variedades: sensible, normal, exfoliante). Apretás el botón y el cepillo se mueve en forma circular durante un minuto para que lo vayas pasando por toda la cara. Hace unas semanas empecé a notar imperfecciones y pequeños granitos en la zona de la mandíbula y pera, y como ya no quiero usar tanto productos con exfoliantes químicos, un exfoliante mecánico, como es este, me pareció que podía ayudarme a mejorar mi piel. Creo que está haciendo un genial trabajo, porque, a pesar de que se vienen cambios hormonales difíciles de predecir, mi piel va volviendo a la normalidad. Lo uso con el gel de limpieza de Aveno, con el que hace un dúo increíble.

Por este tema, fue que no estuve usando tanto maquillaje, y dejando mi piel respirar un poco. Para esos días donde sólo tenía una BB cream o hidratante, empecé a usar el Agua Micelar Hidra-Total 5 de L’Oreal. Se que muchos la comparan con la de Bioderma, porque básicamente parecen ser el mismo producto, pero como no la uso para retirar maquillaje, no puedo decir que funcionan 100% de la misma manera, sino en conjunto con otros limpiadores. La paso con un disco de algodón por toda la cara como una primer limpieza, y luego sigo con mi rutina de siempre. Es un paso extra, pero siento que mi piel queda súper limpia.

Otros dos productos para la piel que estuve usando mucho, pero esta vez del cuerpo, son la Crema St Ives Avena y Karité y el Aceite Corporal Reafirmante Q10 Plus de Nivea. Las cremas de St Ives son de mis preferidas, hace años que las uso, y siempre me dieron buenísimos resultados. Como estamos en meses de más frío quise probar esta versión de avena y karité, que es un un tanto más densa, pero se absorbe rápido y además, huele muy rico. El aceite de Nivea (el envase sin etiqueta en la foto), lo empecé a usar durante mi primer embarazo, no por sus características reafirmantes (de las que no puedo decir que funcionen o no), sino como un plus de hidratación. A pesar de ser un aceite no es para nada grasoso, tiene una consistencia más seca, pero igual suelo usarlo por las noches.

Como adelanté, no estuve usando mucho maquillaje, pero para sumar un toque de interés a mi look básico de todos los días, tuve en rotación dos delieadores de L’Oreal: el Super Liner en ‘Black Laquer’ líquido, y el Le Smoky de L’Oreal en ‘204 Brown Fusion’ en lápiz. El líquido lo aplico en una línea finita bien pegado a las pestañas, y el lápiz en una línea desprolija que después esfumo con una brochita chica. Es una forma de tener un poco más de definición en los ojos, rápido y con poco esfuerzo. Ambos duran todo el día sin moverse de donde los apliqué.

Y por último, para replicar este look muy simple, estuve usando el rubor en crema de NYX en ‘Glow’ tanto en mejillas como en los labios para lograr un maquillaje rápido y fácil.

MAKE UP DEL MES: AGOSTO.

MAKE UP DEL MES: AGOSTO.MAKE UP DEL MES: AGOSTO. MAKE UP DEL MES: AGOSTO.Estamos en el medio de una renovación en casa, y gran parte de los días me la paso desordenando y ordenando en mis leggings y sin maquillaje, así que este Make Up del Mes, casi que no llega a ser. Pero cuando tengo que salir y lucir presentable, este es el look que estuve usando. Muy tranquilo, surprise surprise, pero con un toque de color.

Para la base sigo siéndole fiel a la Match Perfection de Rimmel en ‘100 Ivory‘. Tiene muy buena cobertura por lo que puedo usar muy poquito y difuminarlo bien por toda la cara. En las zonas donde necesito más cobertura, uso un poquito más y no tengo problema con que se vea como que tengo capas y capas de base. Y para esas imperfecciones más notorias y abajo de las ojeras (que se vuelven dramáticas cuando vivís en el medio del desorden), volví al corrector Master Conceal de Maybelline en ’30 Light/Medium’ que es súper cubritivo. Termino con un poquito de Mineralize SkinFinish en ‘Light Plus’ de MAC, y el rubor Lasting Finish Soft Colour de Rimmel en ‘020 Pink Rose’ que encontré en una esquinita de mi cajón de rubores. Cuando lo compré estaba obsesionada y ahora me acuerdo por qué: es muy sutil, pero da un tono rosado saludable sin quedar muy obvio.

Nunca hablo de las cejas, pero es un paso que jamás me salteo. Uso el mismo producto hace años: el Professional Eyebrown Pencil de Rimmel en ‘Black/Brown’. Para seguir con los ojos, usé el dúo de sombras de NARS en ‘Charade’. Son dos tonos que creo que complementan muy bien a las que tienen ojos marrones, y una alternativa a los neutros de siempre. Usé el violeta para dar definición en el pliegue del párpado, y el rosa en la línea inferior de las pestañas. Por último, iluminé debajo de la ceja y en el lagrimal con la sombra Color Infallible de L’Oreal en ‘016 Coconut Shake’.

También usé el delineador Le Smoky de L’Oreal en ‘204 Brown Fusion’ bien cerquita de la línea de las pestañas y lo esfumé para definir un poco más pero sin que quedara una línea muy rígida. Le quise dar un descanso a la Miss Manga que vengo usando siempre, y como máscara de pestañas elegí la Hypnotic de Extreme en ‘Black’, que me parece una buenísima opción teniendo en cuenta que es de las más baratas de esta marca.

Por último y para terminar en la misma gama de rosas, rescaté uno de los nudes que tengo en mi top 5: ‘Shy Girl’ de MAC.

También usé el delineador Le Smoky de L’Oreal en ‘204 Brown Fusion’ bien cerquita de la línea de las pestañas y lo esfumé para definir un poco más pero sin que quedara una línea muy rígida. Le quise dar un descanso a la Miss Manga que vengo usando siempre, y como máscara de pestañas elegí la Hypnotic de Extreme en ‘Black’, que me parece una buenísima opción teniendo en cuenta que es de las más baratas de esta marca.

Por último y para terminar en la misma gama de rosas, rescaté uno de los nudes que tengo en mi top 5: ‘Shy Girl’ de MAC.

DÍA DEL NIÑO.

DIA DEL NIN?O. DIA DEL NIN?O DIA DEL NIÑO-3 DIA DEL NIÑO-4 DIA DEL NIÑO-5 DIA DEL NIÑO-6 DIA DEL NIÑO-7 DIA DEL NIÑO-8Algunas fotos de ayer festejando el día del niño con Franz.

El domingo empezó particularmente temprano, porque Franz se despertó a las 6.30, así que para las 8 de la mañana ya estábamos todos cambiados y listos para el día. Terminó siendo uno de esos días donde hablamos con Pat lo bien que la habíamos pasado y cuánto habíamos disfrutado a Franz. Los que tienen hijos me van a entender, porque hay momentos en los que te das cuenta que tu hijo cambió, que creció, que hace algo nuevo, que está más grande. Te preguntás de dónde aprendió a hacer eso, cuándo lo aprendío, y cómo va incorporando cosas nuevas cuando hasta la semana pasada era un bebé.

Creo que me voy a repetir en el futuro, pero esta edad es genial.

RECOGIDO CON TRENZAS.

RECOGIDO CON TRENZAS. RECOGIDO CON TRENZAS.

Ayer después de compartir esta foto en instagram, me di cuenta que nunca había hecho ningún post sobre pelo. Muchos piensan que tengo pelo lacio, dócil y sano, cuando en realidad mi pelo tiene rulos, a veces es inmanejable y necesita de hidratación constantemente por todo lo que le hago (secador, planchita, productos varios). Es por eso que en los días de lluvia que estamos teniendo siempre opto por un recogido. Dar un paso hacia afuera de mi casa implica terminar como Monica de Friends en el capítulo que viajan a Barbados.

Uno de mis go-to, es este recogido con trenzas. Es muy simple y estoy segura que cualquiera puede hacerlo. Con algo de esfuerzo parece que pasaste horas trenzándote el pelo y creando un súper recogido que en realidad es bastante fácil.

Se necesitan 4 gomitas y cantidad necesaria de clips/horquillas.

Para empezar, se separa el pelo en 4 partes: primero en dos mitades, como si fueran a hacerse dos trencitas, y después cada una de esas secciones, en dos. Para eso yo separo a la mitad de la raya de arriba, y por donde empieza la oreja.

Después hay que hacer una trenza con cada sección y atarla con una gomita. Si es de estas mini y transparentes, mejor porque son más fáciles de esconder.

Una vez que están como Gwen Stefani en los ’90, lo que hago es ‘soltar’ las trenzas tirando un poquito hacia afuera para que queden más desarmadas.

Por último lo que queda es ir asegurando cada trenza en la parte de atrás: primero la de abajo de un lado, luego la del otro lado, y lo mismo con las de arriba. Así van tapando los finales de cada trenza con la próxima y enganchando todo con clips. Está bueno tener un espejo a mano para ir viendo cómo va quedando y dónde se necesitan más clips. Si quieren, se puede terminar con spray, pero si hay suficientes clips, se la banca bastante bien.