BUMPDATE: 24 SEMANAS.

BUMPDATE: 24 SEMANAS.

Pasó un montón de tiempo desde el último bumpdate. Seis semanas para ser exacta, que en un embarazo es un montón.

Lo mejor que pasó en las últimas semanas, definitivamente tiene que ser el poder sentir cómo se mueve. Es realmente increíble sentir cómo se mueve, gira o hasta patea en cualquier momento del día. Me recuerda que está ahí y que está todo bien, cosa que en los primeros meses es difícil de saber. Me acuerdo que Franz se movía bastante, pero creo que este bebé le gana. No me quiero imaginar que esto sea un indicio de cómo va a ser una vez que nazca porque ¡con dos terremotos sueltos me puedo llegar a volver loca! Mientras tanto puedo conformarme con pensar que se van a poder entretener entre ellos, ¿no?

Hablando de eso, creo que omití el detalle de que vamos a tener …¡otro varón! Tanto Pat como yo estábamos completamente convencidos de que era nena, ya nos habíamos hecho la idea y hasta elegido nombre. Pero apenas nos confirmaron que era varón nos convencimos de que estaba buenísimo, Franz va a tener un amigo con quien crecer, disfrutar, aprender y compartir su vida. No podemos pedir más. ¡No puedo esperar a verlos juntos!

Muchos me preguntan si Franz sabe de la llegada de su hermano. Y la verdad es que …no. Es chiquito. Le hablamos del bebé, que está en la panza de mamá -a lo cual me baja la remera y dice ‘chau’ *rolls eyes*-, pero todavía no entiende bien lo que va a pasar. Está muy pegado a mi, todo es mamámamámamá y me parte el alma tener que decirle que no a ciertas cosas. Creo que esa es una de las cosas que a veces hacen que este embarazo se haga difícil. Él va a dejar de ser el bebé y a veces creo que cargo con esa culpa y lo consiento. Ya siento que me va a costar encontrar el equilibrio entre los dos, pero estoy segura que todo va a ir tomando su lugar con el tiempo.

Tener a quién correr todo el día también hace que este embarazo sea bastante diferente que el primero. Ya estoy sintiendo molestias y dolores que empecé a sentir mucho más adelante la última vez. La panza me la veo enorme y aunque se que todavía tiene mucho por crecer, ni me imagino cómo voy a terminar. El bebé ya está para abajo (Franz estuvo así por meses, hasta que nació) y eso hace que sienta bastante presión y peso en la parte de abajo de la panza.

Si me preguntaban qué fue lo que más me costó de estar embarazada, o qué extrañaba, siempre respondía “sentir que mi cuerpo es mío”. El embarazo es un poco eso, por 9 meses lo tenés que compartir. Pero es un ‘sacrificio’ (MUY entre comillas) por el que las mujeres pasamos y estamos dispuestas a hacerlo porque el final es inmensamente superior.

Y si, hablo así porque las hormonas me pegaron bastante fuerte. Lloro por cualquier cosa y puedo pasar de la felicidad al odio en dos palabras. Pero mi humor general es bastante bueno. Aunque no nos tomamos vacaciones, ahora que empezó el año, estoy tratando de encontrar un balance que funcione para todos. Se vienen muchos cambios, así que veremos cómo nos vamos adaptando.

Terminé hablando de cualquier cosa, pero lo voy a dejar así porque tiene que ver con lo que tenía en la cabeza en este momento, que es justamente el punto de estas actualizaciones, ¿no?

FAVORITOS DE DICIEMBRE.

FAVORITOS DE DICIEMBRE.

Podrían haber llegado antes, y aunque técnicamente estos favoritos de diciembre ya tienen algunas semanas, no quería dejar de compartirlos.

Empezando por el cuidado de la piel, estuve usando la crema humectante Dramatically Different Moisturizing Gel de Clinique. La usé durante mucho tiempo, cuando tenía la piel más grasa, pero nunca me pareció nada del otro mundo. Ahora entiendo que no tiene por qué ser nada extraordinario. Con los días de tanto calor y clima más húmedo buscaba algo más ligero y liviano y este producto vino a salvarme. Hidrata sin ser pesada ni grasosa y se absorbe rapidísimo dejando una buena base para aplicar maquillaje.

Las sombras en colores neutros me pueden, y cuando vi este cuarteto de sombras de Extreme en ‘Sunshine’ tuve que comprarlo. Es mini, ideal para llevar de viaje porque se pueden crear looks más tranquilos o más intensos. Lo que más me sorprendió fue la pigmentación de los colores y lo que duran en su lugar (usando primer).

Tengo miles de productos para los labios dando vueltas por todos lados, pero nunca me puedo negar a probar alguno que prometa hacer maravillas. Así probé este bálsamo de labios Nivea Med, que no es más que un bálsamo sin color y completamente ordinario. Justo lo que busco: humectación larga duración, no muy pastoso y que no deje los labios brillosos. Desde que lo tengo lo uso todas las noches y me levanto con los labios como nuevos.

Mi mamá usa una de las líneas de cuidado facial de Lancôme, y siempre que renueva sus cremas le regalan miles de muestritas que generalmente termino recibiendo. Entre aquí la base Teint Idole Ultra 24h de Lancôme. Odio que me guste tanto porque ni quiero imaginar su precio. Me conformo con un par de tubitos extra que todavía tengo porque es ideal para esta época del año. Súper ligera, se la banca bastante con el calor que está haciendo y no va desapareciendo ni poniéndose rara a medida que pasa el día. ¡Veremos si me decido al full size cuando me quede sin!

Creo que el rubor de NARS en ‘Sin’ ya apareció en algún favorito, pero descubrí que es el ideal para cuando tengo algo de color. Así que aunque sea un repetido, no podía dejar de incluirlo en los favoritos de diciembre porque estoy segura que va a seguir entre los más usados por los próximos meses.

Me gusta que varias marcas hayan sacado su versión de estos bálsamos en formato lapiz porque son una solución genial para matar dos pájaros de un tiro: color y humectación. El Colour Rush de Rimmel en ‘110-Make me blush’ es el primero que pruebo de esta línea y es el que tengo en la cartera hace algunas semanas. El color es un rosa que puede intensificarse si aplicás varias capas, pero ideal y neutro que puede ir con cualquier look o inclusive cuando no estoy usando maquillaje. Demás está decir que me dejó muy intrigada por los demás tonos.

Otro producto de esta marca, y que ya mostré en el último haul, es el corrector Match Perfection de Rimmel. ¿Cómo estuve tanto tiempo sin esto? ¡No se! Es un viejo favorito que redescubrí este mes y no puedo dejar de usarlo. Me gustaría que la variedad de colores fuera más amplia para poder elegir un tono que ilumine aún más, pero el ‘060-Classic beige’ me funciona perfecto para esta época del año que no estoy tan pálida.

¡FELICES FIESTAS!

¡FELICES FIESTAS!Este año nos deja con esa sensación de que lo que pasó estuvo buenísimo, y lo que viene será aún mejor. No podemos pedir mucho más que eso para recibir el próximo año. ¡Felices Fiestas!

MAKE UP DE NAVIDAD.

MAKE UP DE NAVIDAD. MAKE UP DE NAVIDAD. MAKE UP DE NAVIDAD.

Todos los años hago una variación de este maquillaje. Tiene dos cosas muy características de los looks festivos: ojos con colores dorados y cálidos, y labios rojos. Aprovecho estas fechas para usar más productos que lo que usaría habitualmente. Así que acá va mi versión de make up de navidad.

Como estamos en época de calor y la noche es larga, empiezo con un primer. Esta vez usé el Face Studio Master Prime de Maybelline en ‘Blur + Illuminate’. Para la base usé la Face and Body de MAC en ‘C3’ porque se que se la re banca para este tipo de situaciones. Es muy ligera, así que no sentís que tenés una base súper pesada y la duración es excelente. Sigo con el corrector Match Perfection de Rimmel en ‘060-Natural Beige’ en forma de V en la zona de las ojeras para iluminarla bien.

Para los ojos empecé con la sombra en crema Color Tattoo de Maybelline en ‘Barely Branded’ como base. Es un beige bien clarito y perlado que además de iluminar va a ayudar a que resalten el resto de las sombras. Apliqué la sombra Shadowlinks de Revlon en ‘260-Copper’ en todo el párpado. Es un color entre dorado y cobre que se va a fusionar muy bien con el resto de los colores. Para el resto, usé varias sombras de la paleta de sombras Dashing Lassie de MAC (edición limitada, pero creo que las sombras están en la colección permanente): ‘Buckweat’ (abajo medio) en la cuenca para dar profundidad y también en la línea inferior de las pestañas, ‘Showstopper’ (abajo derecha) bien cerquita de las pestañas superiores a modo de delineado bien esfumado, y ‘Once Upon a Time…’ (arriba medio) en el lagrimal y abajo del arco de las cejas para contrastar con un poco de luz. Terminé con varias capas de la máscara de pestañas Lash Sensation de Maybelline.

Con los ojos terminados, vuelvo a la cara para terminar con un poco de polvo Stay Matte de Rimmel para que tanto base como corrector queden en su lugar. Seguí con el dúo bronzer e iluminador Glam Bronze de L’Oreal en ‘101 Bonde Harmony’. El bronzer lo apliqué debajo de las mejillas, para simular que tengo algo de profundidad, y el liluminador bien arriba de los pómulos. Como rubor usé el Multi-Colored de Physicians Formula en ‘Blushing Berry’, que es una mezcla de distintos tonos de rosa que tiran a los berries, que siento que complementa muy bien con labiales que tienen este mismo tono en su base.

Por último, pero para nada menos importante ya que es casi el protagonista: los labios rojos. Soy de esas que en Nochebuena disfrutan comer tanto como recibir regalos, así que elegí el labial líquido All Day Mate de Extreme en ‘Red’. No se mueve para nada. Lo que pueden hacer para quedarse bien tranquilas, es usar un delineador de un tono similar primero, luego aplicar el labial, secar el exceso con un papel tissue, y aplicar una segunda capa.

Súper simple y muy festivo, ¡ideal para esta noche!

GIFT GUIDE NAVIDAD: PARA CHICOS.

GIFT GUIDE NAVIDAD: PARA LOS CHICOS.

A cuatro días de la llegada de Papá Noel, estamos muy sobre la fecha para terminar las compras navideñas, pero todavía tenía pendiente la gift guide más importante de todas: para los chicos. Ya tenemos los regalos de Franz para estas fiestas, y aunque no son nada extravagante porque cumple años la primer semana de enero, admito que terminamos agregando siempre alguna cosita a último momento porque verle la cara cuando abre los regalos es impagable.

Para los que tienen chicos en sus vidas y no saben qué regalar, acá van algunas ideas para todas las edades.

1. Bici sin pedales de Ding Dong. ¡Esta la tengo en mente para el cumple de Franz!

2. Mochila de Baumm. Está lleno de mochilas para chicos, y la gran mayoría tienen personajes o muñecos ridículos a los que tenemos que acceder por su fanatismo, pero esta es una opción más canchera.

3. Tren de arrastre. Para los que están aprendiendo a caminar y puedan arrastrar por todos lados.

4. Conejo tejido de Booh. ¿No es lo más tierno? Viene en varios colores.

5. Manta de juego de Dröma. Hay una etapa de los bebés que estas mantas vienen re bien. Los ponés ahí con algunos juguetes y están protegidos y entretenidos por un buen rato.

6. Mini alpargatas de Paez. Cancherísimas.

7. Juego de comidas de Pergeniar. Me encantaría haberlo tenido de chica. Son de tela e ideales para dejar volar la cocina imaginaria.

8. Pizarra de mesa. Para los que ya son más grandes y aman dibujar, esto está buenísimo. También viene en versión pizarrón.

9. Autito para armar de Monoblock. Para los amantes de los autos *cough* Franz *cough*. Además viene con distintas piecitas para armarlo.

10. Casita armable de Ondulé. Esto es lo más y si tuviera el espacio se la compraría a Franz. Además la pueden pintar y decorar a su gusto.

También pueden ver las Gift Guides para ellas y ellos.